lunes, 28 de octubre de 2013

Negro, impar, 35 y prozac.



Y aspiro a desnudarme de casa.
O me tiro debajo del subte en la estación de Avenida América o de Atocha
o me tiro de un sexto o juego con un perro callejero
o riego una maceta que no tiene planta
o camino descalza al trabajo para que luego me echen
o me como un elefante untado en crema de maní
o meo detrás de un árbol
o me bebo el Manzanares y de paso me ahogo
o lloro los pasillos del metro de Diego de León
lloro las alcantarillas y la plaza de toros
el flamenco y mi tango, y mi tango y tus tablaos
lloro la puerta de Alcalá, los tilos y las diagonales
yo tenía una vida, tenía un ticket de ida
un pase libre, un reloj de plastilina que a veces hacía de barco y otras de pirata cojo
un libro en mi mesa de noche
un mueble con las películas y otro con ollas para cocinar guisos de lentejas y espaguetis a la vongole
y el maxilar se me desencaja y pierdo el habla y mientras busco la manera de hablar, la vista se me extravía entre dientes, lengua, campanilla y sandeces
“no señor, no hablo sola,
lo estoy intentando… digo yo, a mí misma, no, a usted no.
Me da fuego Señor?” Pero para quemarme viva…
Para encender una hoguera y morirme bien muerta
porque amé con todo el amor que ahorré desde que nací,
con el amor que tenía a plazo fijo, en el banco, bajo el colchón.
Y lo invertí, todo al rojo, al par y al 32.
Y salió negro impar y 35.
Y sólo me quiero matar, bien muerta
y no despertar jamás y sólo deseo que esto sea un sueño
¡Ah, no! Si el sueño fueron todos estos años que pasaron
sí, ése fue el sueño
ése fue mi castillo de arena, o de cartón, o de madera balsa,
sueños de orquídeas que duran…
No se puede amar tanto,
debería estar prohibido
deberían decírtelo desde pequeño
deberían advertir
deberían poner carteles
porque quienes hemos amado así, así de tanto y así de mucho y así de amor
amor al por mayor
luego nada nos salva,
luego balas, hogueras, vías
luego nada nos queda.
Sólo xanax, prozac, rivotril, mierdas.
Y encima de todo eso, tienes que soportar que siempre llegue un hijo de puta con un desfibrilador.

15 comentarios:

  1. La mano ardía al escribirlo, Luca. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Wow! Que fuerte! Me hiciste llorar. Pero sabes que? Se puede tener mas de una vida dentro de esta que conocemos.

    ResponderEliminar
  3. A leer amiga
    http://blog.franckstips.com.ar/2008/04/cmo-escapar-de-su-rostro-gris.html?m=1

    ResponderEliminar
  4. Guau, intenso, desgarrador y atronador. Como tragarse un kilo de peta-zeta.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todos! Agradecida por sus palabras..

    ResponderEliminar
  6. puta madre, despues de leerte, tengo que aumentar la dosis de rivotril.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Sergio, si mis lecturas causan eso, me van a prohibir!

      Eliminar
  7. Entusiasmado por el título, fui por el texto, estimulado por el mismo, fui a los comentarios y en uno de ellos me voy a detener. Me gustaría preguntarle a la Srita. Florencia, en referencia a su postulación. Que aclare a qué se refiere exactamente cuando dice: "se puede tener más de una vida dentro de esta que conocemos." Saber quisiera si se refiere a la connotación budista - kármica de la vida o por el contrario, si lo dice por esa nueva filosofía metafísica de cinco pesos? En fin, agradecería enterarme urgente que es por la primera. Que abominable el mundo cuando un escritor es felicitado con con hurras y no teorías sobre su composición. Sigo esperando un comentario que se juegue la vida.

    ResponderEliminar
  8. Fede Ratas:

    Entusiasmado por el título, fui por el texto, estimulado por el mismo, fui a los comentarios y en uno de ellos me voy a detener. Me gustaría preguntarle a la Srita. Florencia, en referencia a su postulación. Que aclare a qué se refiere exactamente cuando dice: "se puede tener más de una vida dentro de esta que conocemos." Saber quisiera si se refiere a la connotación budista - kármica de la vida o por el contrario, si lo dice por esa nueva filosofía metafísica de cinco pesos? En fin, agradecería enterarme urgente que es por la primera. Abominable el mundo cuando un escritor es felicitado con hurras y no con teorías sobre su composición. Sigo esperando un comentario que se juegue la vida.

    ResponderEliminar
  9. Yo también "tenía una vida, tenía un ticket de ida
    un pase libre, un reloj de plastilina que a veces hacía de barco y otras de pirata cojo
    un libro en mi mesa de noche" y también me lo quitaron.
    Esto es muy intenso, muy hermoso. Ese masoquismo delicioso que te hace sufrir mientras lo disfrutas.

    Sólo no estoy de acuerdo en que deberían pedirnos que no amáramos. Es delicioso estar enamorado, jugártela sin saber el descenlace.
    Me ha encantado Luca, prometo leer más después.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno Gildardo que hayas pasado por acá. Si, del masoquismo, como de todo, no se puede abusar. Claro que hay que jugársela. Pero a veces la poesía se adueña de tu bolígrafo y dice... y tú sólo puedes rendirte ante ella. Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  10. La belleza de la desolación. Me ha gustado mucho.
    Llegué aquí a través de Garricar, con tu permiso me quedo

    ResponderEliminar
  11. Claro que tienes mi permiso, yo trabajaré para que sigas queriendo quedarte y más aún sabiendo que llegaste aquí por Garricar! ;)

    ResponderEliminar