sábado, 4 de mayo de 2013

Clemar y "la Brujita Verón"


A Clemar y a "la Brujita"

El otro día estaba tomando unos mates con mi amigo Clemar Firpo, y entre mate y mate pena y pena. Yo le contaba de mis horarios de trabajo, mis ganas de estudiar y la dificultad de soñar una sola cosa y no tantas y todas tan diversas. Le contaba de mis sueños. Y Clemar, que entiende de estas cosas que le hablo me ceba un mate y me cuenta. Que “la Bruja Verón” se despide del fútbol y de Estudiantes. Porque ya está grande y le duelen las piernas, la espalda, la calva y otros caprichos. Le duele la ciudad, el equipo, los tobillos y la camiseta. Y ¡joder! Cada vez que Clemar me cuenta algo así se me estruja el corazón. Porque si hay una cosa que realmente siente en la sangre es Estudiantes. Y me habla de “la Brujita”, y de cómo volvió del Manchester para quedarse porque prefería el fúlbol y no el soccer. Porque quería gambetear para Clemar y para todos los pincharratas de la ciudad. Y entre tanta devoción y tantas pasiones, entre goles, corners, penales, faults y offsides empezaron a nacer Juan Sebastianes a montones y La Plata se pintó de rojo y blanco y “la Brujita” se sintió tan agradecido que agrandó los gimnasios del club, le compró a los niños autobuses para que vayan al cole, levantó cinco canchas de fútbol, echó cuentas y decidió que era hora que Estudiantes saliera campeón porque ¡qué carajo! hacía 42 años que eso no sucedía. “La Brujita” se hizo cargo de todo, porque para eso es Capitán y no marinero. Palabras de Clemar. Qué además me dice “una cosa de locos Luca, innncreíble, en lo sucesivo seguro que será dirigente-presidente de Estudiantes porque ha hecho cosas a cagarse, el papá quedó hecho un poroto a su lado, él es la máxima figura en la historia de Estudiantes, cuando viene Messi a la Argentina come en casa de la bruja, ¿sabés que dijo Sabella?: “crespón de luto porque se retira la bruja…” no Luca, naaaaa……. esto es una cosa de locos”. Y es nomás, porque yo lo llamo Clemar y él me llama Luca. Será cosa del fútbol que une y enlaza. O cosa de pasiones, de amores, que te junta justo allí, en la comprensión, en la nostalgia y te abraza. Nos abraza.
Entonces calla. Y yo callo.
-      ¿Estás? -me preguntá.
-      Si, sigo acá… Bueno, y ¿qué pensás?
-    Que es increíble esto que pasa, porque no hay casi nadie como él en el país, coloca la pelota como quiere. Es bueno como Iniesta, para que te des una idea. No sé cuál de los dos es mejor. Son igual de buenos. Es inteligente como Messi. Un poco menos de habilidad, pero esto ahora porque está grande, pero de jovencito tenía una habilidad fantástica, era muy rápido. Bueno, aún hoy mantiene una calidad, al lado suyo aprenden todos los pibes que están con él. El manda, reta, maneja. Hace lo que quiere.
-       Pa
-       ¿Qué?
-       Ármate el equipo
-       No
-       Dale
-       No, ¿para qué?
-       Para joder, dale

     Entonces lo veo, en la distancia. Clemar se emociona y hace memoria.

-       Pero tendría que consultarlo con Rolo -me dice
-       No Clemar, es tu equipo, ármalo vos, a tu antojo
-       Bueno, a ver. Déjame pensar. Andújar con el uno
-       ¿Qué es Andújar?
-   Arquero. Eduardo Luján Manera con el cuatro: marcador lateral derecho. Con el seis Oscar “Cacho” Malbernat de defensor por izquierda
-     ¿En el centro?
-   Perá. Zaga central: Con el número dos “Tata” Brown y con el tres el Doctor Raúl Madero. De centrocampista: “la Brujita” Verón con el cinco y Bilardo con el ocho y con el diez Sabella. A ver… Me faltan los tres delanteros: el siete Hugo Gottardi, nueve Martín Palermo y once “la Bruja” Verón Padre
-       ¿Y se te quedaron jugadores fuera?
-       Si, se me quedó Ponce, Trobbiani, el “Chapu” Braña, el Russo, Martín Mazzuco, Bossio… y Calderón
-       Bueno, déjalos de suplentes ¿Te faltó alguno más?
-       No, ya está, no puedo poner mil suplentes Luca.
-       Ah
-       Ya tengo como seis o siete. Ya está
-       Bueno, creo que deberías invitarlo a comer uno de esos ricos asados tuyos
-       Noooo, eso no va a pasar
-       Pero invítalo, mirá si va
-       Bueno, entonces le digo a Yera, Dani, Martín Mazzuco y comemos los cinco
-       Bueno, y qué le vas a decir
-       Nada, si no va a pasar
-       Bueno pero supongamos.
-    Qué se yo… Que siga jugando, que vuelva y que juegue como en ésta última época y que siga jugando con el alma. Le diría que es el mejor jugador de Estudiantes de la historia.

Y no es para menos, la Brujita se crió en el club. El día que Juan Sebastián decidió venir al mundo, su papá Juan Ramón estaba concentrando para jugar el clásico contra Gimnasia, allí por marzo del 75 bajo las órdenes de Bilardo que no le dijo nada del nacimiento de su hijo hasta que no terminó el partido para no desconcentrarlo. Pero Juan Ramón lo sintió venir, lo sintió nacer, lo sintió gritar, lo sintió como si él mismo lo estuviese pariendo entonces marcó el golazo cerrando el marcador, festejando el nacimiento de su hijo. Cerrando parte de su historia porque supo en ese mismo instante que el sucesor estaba llegando.

10 comentarios:

  1. Joder, perdón, desde hoy un fiel seguidor de Estudiantes.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó, Luján. Me encanta cómo escribes. :)

    ResponderEliminar
  3. Me gustó, o sera que esta escrito por luca?, y aparte referido al jugador mas grande que dio el pincha, que fue: la brujita, es todo muy raro, pero igual me fue muy bueno.
    Clemar.

    ResponderEliminar
  4. muy bueno Luji..y eso que soy tripera!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por los comentarios! Siempre son bienvenidos!

    ResponderEliminar
  6. sos muy genia Lu! te leo siempre!!!!
    que placer! me atrapas!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Ine! Qué lindas tus palabras!

    ResponderEliminar
  8. muy bueno lujan!!!!!me gusta como escribis!!!!un beso....fabian de benalmadena

    ResponderEliminar
  9. Gracias Fabi!! Qué alegría saber que me leés!!! Muchas gracias!!

    ResponderEliminar